Cada modelo personalizado tiene una característica distintas.  En este caso Sergio nos pidió visitar el taller para poder dejar sus huellas en distintos colores sobre su tabla. Nos pareció una idea muy original, así que lo organizamos todo para que él pudiera visitar el taller. Además de hacerla única es fácilmente localizable.

Esta 5.8 es una tabla rápida y ágil, que exige bastante concentración y buen nivel de surf, además de unas condiciones óptimas de mar, para sacar el mayor rendimiento posible.

La podéis ver mucho en la playa de Pantín en Valdoviño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *