10 Consejos para cuidar tu tabla de surf

La tabla de surf es el bien más preciado para el surfista. Cuidar bien la tabla de surf y tenerla siempre en perfectas condiciones, es sin duda, lo mejor que un surfer puede hacer. Tener un buen mantenimiento de la misma, hará que no tengas que perderte ningún baño. Sería terrible llegar a la playa y encontrarte con un toque y no poder entrar al agua. Si sigues estos 10 consejos evitarás perder ese baño épico.

  1. Revisa tu equipo antes de salir de casa. Fíjate que no tenga ningún toque, que tengas parafina suficiente, y que el invento (Leash) esté en perfectas condiciones.
  2. Transporta tu tabla en una funda. A ser posible acolchada y que la proteja del calor de pequeños golpes. Las tablas de surf sufren mucho con el calor. Así que, si vas a la playa y tu jornada va a ser larga. Lleva la funda al arenal y cuando termines el baño coloca tu funda sobre la tabla o dentro de ella con la cremallera abierta para que circule el aire. Si encuentras una sombra mejor.
  3. No dejes NUNCA tu equipo dentro del coche. Los vehículos al sol alcanzan temperaturas muy altas y pueden causar un daño irreparable en la tabla.
  4. Cambia la parafina cada cierto tiempo. No hay un período determinado. Todo dependerá de las veces que la utilices. Importante no acumular capas y capas de parafina, con ello lo único que conseguimos es, por un lado, aumentar el peso de la tabla y por otro, si tenemos alguna grieta no la veremos, lo cual puede provocar que entre agua en nuestra tabla y si tardamos demasiado tiempo en verla, podemos pasar de tener que hacer una pequeña reparación, a un deslaminado de la tabla.
  5. Meter en agua dulce después de cada sesión de surf. La sal del agua del mar es muy corrosiva y los componentes metálicos pueden sufrir deterioros. El agua dulce es tu mejor aliado para que esto no suceda.
  6. Guarda tu tabla en un lugar espacioso en el que no haya muchos obstáculos. La mayoría de los golpes que se producen fuera del agua se producen cuando quitamos la tabla de la funda en lugares donde hay muchas cosas alrededor. La tabla debajo de la cama es un buen lugar, si la colocas de pié sin ningún tipo de fijación y se cae, probablemente haya que repararla.
  7. Si vas a apoyar la tabla de pié en el suelo, NUNCA lo hagas directamente. Coloca un pie o algo blando debajo (El campo es un buen lugar). Pero OJO nunca la dejes detrás de los vehículos ya que estos al dar marcha atrás podrían atropellarla.
  8. Fíjate bien en la colocación de la cuerda que une el invento (Leash) con tu tabla de surf, ésta NUNCA debe de tocar el tail (cola de la tabla), pues es bastante probable que lo rompa y te veas obligado a repararla.
  9. Si tienes un pequeño golpe y eres capaz de meter una uña, esa es la prueba perfecta de que ahí entra agua. La mejor opción, SIEMPRE es reparar, para ello acude a tu SHAPER LOCAL, siempre es garantía de una buena reparación. Pero si no quieres perderte el baño, te damos una buena solución. Compra en una ferretería cinta adhesiva de fontanería, esta es impermeable y no deja pegamento en la tabla. La cinta americana o la parafina no son buenas soluciones. La cinta americana es porosa y deja residuos en la tabla y la parafina tampoco te va a aislar el foam del agua.
  10. Colocar la Tabla de surf en la Baca del coche, no parece una tarea complicada y no lo es, pero debes de tener especial precaución al apretar las cinchas, pues si las ajustas con demasiada fuerza, podrías aplastar los cantos. Cuando finalices la tarea, asegúrate de que haya quedado bien. Por nada del mundo queremos que llegues a tu spot preferido y sin tabla.

¡¡DISFRUTA DE TU TABLA DE SURF Y BUEN BAÑO!!

2 Thoughts on “10 Consejos para cuidar tu tabla de surf”

  • Importante mantener en buenas condiciones la tabla si no queremos tener que cambiarla antes de tiempo, es prácticamente nuestra única herramienta en este deporte, hay gente que disfruta mucho de cuidar su tabla y mantenerla como nueva.

    • Efectivamente, lo más importante es cuidarla. Nosotros siempre decimos que hay reparaciones evitables, pero también sabemos que hay accidentes que aveces son inevitables. Generalmente damos pequeños consejos cuando vemos que alguna reparación era innecesaria. Un saludo y gracias por tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *